Últimas fotos publicadas en el fotolog

Abr5

Actualizar WordPress por SSH

Javi Vicente programación

Si administras un servidor dedicado o propio y conoces un poco de seguridad, quizá ni te hayas planteado la posibilidad de instalar un servidor FTP, sino que utilizas SFTP (Filezilla, Transmit y muchos otros clientes lo soportan) para subir tus archivos.

Aunque parezca que WordPress sólo detecta FTP y FTPS, deberás instalar el paquete que habilita SSH2 sobre PHP de forma sencilla (elige el que te permita tu distribución):

apt-get install libssh2-php

pecl install ssh2 channel://pecl.php.net/ssh2-version

yum install gcc php-devel php-pear libssh2 libssh2-devel

Ahora bien, por defecto se añade la línea correspondiente al fichero de configuración de PHP para que automáticamente se cargue cuando reiniciamos Apache, pero es posible que no se haga, debemos comprobar que existe:

Ubuntu/Debian
cd /etc/php5/conf.d;
vi ssh2.ini

Si no existe la linea, añadiremos

echo “extension=ssh2.so” > ssh2.ini

Y reiniciamos Apache

/etc/init.d/apache2 restart

En Red Hat, CentOS, Fedora lo mismo:

cd /etc/php.d;
echo “extension=ssh2.so” > ssh2.ini
/etc/init.d/httpd restart

Ahora sólo nos falta generar una clave privada y pública:

ssh-keygen

Autorizamos a sí mismo:


cd .ssh
cp id_rsa.pub authorized_keys

Y damos permisos de lectura. Aquí una cuestión importante ya que dar permisos de lectura es bastante peligroso (ya no digamos de escritura) si no se tienen las últimas versiones instaladas, puesto que es un agujero de seguridad bastante utilizado por los hackers.


cd ~/
chmod 755 .ssh
chmod 644 .ssh/*

En WordPress ya nos aparecerá la opción SSH2 a la hora de actualizar. Si queremos que esos valores aparezcan por defecto debemos editar el archivo wp-config.php y añadir las siguientes líneas adaptándolas a la configuración correspondiente:

define('FTP_PUBKEY','/home/user1/.ssh/id_rsa.pub');
define('FTP_PRIKEY','/home/user1/.ssh/id_rsa');
define('FTP_USER','user1');
define('FTP_PASS','');
define('FTP_HOST','server1.example.com:22');

Abr3

Cron jobs con WordPress

Javi Vicente programación

En Blogsolutions cada vez nos estamos especializando más en WordPress, la plataforma de publicación líder y que más recomendamos a nuestros clientes dada su sencillez en el manejo y facilidad de edición HTML.

Una de las cosas que teníamos pendientes, y que aunque conocíamos de su existencia, no habíamos usado hasta ahora, son las llamadas cron jobs o tareas automáticas, que no es más que la ejecución de un script cada cierto tiempo para tareas de actualización de datos, backups o mantenimiento interno. El propio core de WordPress lo usa, por lo que debe funcionar 😉

Vamos a poner un ejemplo muy sencillo: supongamos que queremos hacer un backup de la base de datos que tenemos y que se ejecute de forma diaria a las 2 de la madrugada, que es cuando menos recursos está consumiendo el blog en el servidor: consultas, servidor web y otros servicios.

Primero debemos crear la función a ejecutar en nuestro fichero functions.php, en este caso un dump de la base de datos desde la consola:


function ejecutaBackup() {
$fecha = date("d-m-Y",time());
system('mysqldump basededatos > /backup/basededatos_'.$fecha.'.sql');
}

Y ahora a continuación debemos llamar a esa función de forma automática y temporal donde time() será la fecha de comienzo en formato timestamp


if ( !wp_next_scheduled('programacion_backup') ) {
wp_schedule_event( time(), 'daily', 'programacion_backup' ); // hourly, daily and twicedaily
}
add_action('ejecutaBackup', 'programacion_backup');

Si no sabemos exactamente qué tareas tenemos automatizadas, siempre podemos utilizar el plugin Cron View para visualizarlas de forma sencilla.

Feb15

Necesito bucear

Javi Vicente personal

Una de las cosas más maravillosas del mundo es estar bajo el agua, sin ninguna preocupación más que respirar y que todo el equipo de buceo funcione correctamente. Ver a los diferentes peces y animales del fondo del mar es una tranquilidad absoluta, viven en perfecta armonía y por unos minutos, consigues adentrarte en su mundo, un mundo en el que la única preocupación es comer y no ser comido.

Estos días pasados han sido muy intensos, por todo lo que ha cambiado mi vida en muy poco tiempo y, aunque he estado ocupado, me ha dado tiempo a pensar durante esas noches en vela pasadas, donde dormir 5 horas era todo un logro.

A lo mejor mi problema está en implicarme demasiado en mis proyectos personales; admiro a la gente que vive feliz sin preocuparse de nada aun cuando sus problemas son peores que los mios. En el fondo no creo que sea malo lo que yo hago, pero sí preocupante lo que ellos hacen. En estos momentos me gustaría ser un pez, o mejor dicho, vivir como un pez pero ser yo mismo.

Y eso como lo único que puedo hacerlo es buceando, un deporte que me cautivó allá por 1.995 cuando lo probé por primera vez y al final conseguí ser independiente ahí abajo, sin instructor necesario para disfrutar, podría decir, de mi deporte favorito.

Llevo ya desde el 15 de agosto de 2010 sin embutirme en un traje de neopreno, sin respirar aire de una botella y sin disfrutar a 3, 4, 5 o 25 metros de profundidad. Echo de menos los nudibranquios, esos animalitos pequeñajos y casi diminutos de muy diferentes formas y colores que llaman la atención en cualquier esponja o hidropólipos.

También echo de menos los espirógrafos marinos, que su nombre puede deberse a la forma similar que hacen estos gusanos cuando sacan sus intestinos para obtener alimento al juguete de hacer formas que todos hemos usado alguna vez de pequeños.

Y como no, esas cabrillas, morenas, congrios, pulpos e incluso sepias, barracudas, castañuelas o fulas (en canario) y gambitas y camarones, por no decir los chuchos o ratones, más conocidos como rayas sin olvidarme de esas tortugas en Tenerife.

Ese maravilloso mundo submarino me ha cautivado, pocas semanas pasan sin que me venga algún recuerdo a la cabeza, y siempre espectacular y sorprendente; lo que necesitaría ahora mismo en esta época de tantos cambios.

Ene23

Otro crucero por favor

Javi Vicente personal

Hace ya 9 años que subí por primera vez a un barco de crucero. En aquella ocasión celebrábamos las bodas de plata de mis padres y el destino era los fiordos noruegos, un paisaje único, increíble, una naturaleza majestuosa donde el color verde y el agua en forma de cascadas eran protagonistas, momentos que aún tengo en la cabeza y recuerdo cuando la felicidad no me acompaña.

El buque protagonista era el Costa Romántica, con 789 camarotes y unas 1.500 personas a bordo que a mi personalmente me parecía enorme: en cubierta 2 piscinas, 4 restaurantes en total, casino, tienda… un montón de cosas.

Más tarde, en 2010 llegaba el regalo en pareja, un crucero por el Mediterráneo también con la naviera Costa Cruceros como protagonista, aunque esta vez el barco era el más pequeño de la flota, el Costa Marina que el año pasado dejó de operar. Eran 389 camarotes, la mitad que el anterior, y después de 3 días en el barco, podías presumir de conocer a casi toda la tripulación, grupo de animadores, camareros, maitres

La forma de disfrutar de la semana fue totalmente diferente y si elegí Costa fue porque en el primero me lo pasé en grande y todo me pareció correcto. Dicen que “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” así que mejor no arriesgar e ir a lo seguro.

Accidentes pasan hasta en las mejores familias. Cada fin de semana mueren en nuestras carreteras decenas de personas y no por ello la gente deja de ir en coche. También ocurren accidentes aéreos, y no por ello se ha dejado de volar en avión por este motivo, más bien es la crisis la que hace bajar las estadísticas.

Ahora que ha ocurrido lo del Costa Concordia, un buque realmente especial para la naviera, no veo la alarma social por no volver a montar en un crucero. Habrá un número de gente minoritario que tenga miedo, pero sinceramente, no creo que esto, a pesar de ser un error humano (como la mayoría de las catástrofes) vuelva a ocurrir.

Y el consumidor, debería aprovechar la situación de precios bajos y descuentos para, de una vez por todas, subirse en un crucero y navegar por un mar u océano, no me equivocaré mucho si le digo que será una de las cosas más bonitas que haga en su vida.

Yo, en cuanto pueda, repetiré por el Mediterráneo Oriental y como no, con Costa Cruceros (o Iberocruceros que al fin y al cabo es lo mismo) como protagonistas.

Nota: La foto que ilustra el post es de una de las varias figuras que nos hacía la camarera de nuestra habitación cuando nos preparaba la habitación para dormir.

Comentarios desactivados en Otro crucero por favor
Ene13

Añadir fotos en miniatura en el feed de wordpress

Javi Vicente programación

Como podéis ver en la parte superior de la portada del blog, aparecen unas fotos en miniatura que pertenecen a mi fotolog, algo abandonado, por cierto.

Los datos se obtienen del feed pero WordPress por defecto no incluye una URL a la imagen porque, entre otras cosas, dejaría de ser válido, no estándar. Pero si valoras más poder utilizarlo a que valide, puedes utilizar una pequeña función que se incluye en el fichero functions.php del theme.

El código es el siguiente:


function ThumbRSS() {
global $post;
if ( has_post_thumbnail( $post->ID ) ) {
$thumbpic = get_the_post_thumbnail( $post->ID, 'thumbnail' );
}

echo ''.$thumbpic.'';
}

add_filter('rss_item', 'ThumbRSS');

Ahora ya puedes incluir las últimas fotos de tu fotolog creado con WordPress de forma muy sencilla.

zp8497586rq
Comentarios desactivados en Añadir fotos en miniatura en el feed de wordpress